viernes, 6 de agosto de 2010

CINCO PASOS HACIA LA SALVACIÓN DEL ALMA

Primer paso: TENER FE

En nuestra búsqueda de la vida eterna, el primer paso o requisito es tener fe en lo que hacemos mientras nos acercamos al Señor y Salvador de nuestras almas Jehová Dios.

El segundo requisito es tener fe en la obra que Cristo a hecho por nosotros al morir en la cruz.

El apóstol Pablo en su carta a los Hebreos cap. 11:6 dice: "empero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es menester que el que a Dios se allega, crea que le hay y es galardoneador de los que le buscan."

Al mismo tiempo el apóstol manifiesta en el mismo libro de Hebreos 11:1 lo siguiente: " es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve."

Debemos reconocer nuestra plena necesidad de un Salvador, considerando que todos hemos pecado y nadie es capaz de salvarse a sí mismo.

La fe acepta el relato bíblico sobre la vida de Jesús y lo que el ha realizado por nosotros, también nos acerca a Dios y hace que nos aferremos al Señor con tenacidad.

El creyente acepta el sacrificio de Jesús y entra con confianza en la presencia de Dios. La fe hace creer en forma implícita en la Biblia, hace que se la considere la expresión viva del Señor y así se somete a sus juicios. Por último, la fe es querer sufrir junto con Cristo, sabiendo que recibirá una recompensa.

El segundo paso: CREER

Las Sagradas Escrituras dice: en el libro de Génesis cap. 15:6 que creyó Jehová y le fue contado por justicia. ¿ Quién fue este varón de Dios? Abraham. Resulta que Dios evaluó todo lo que significaba la fe de Abraham y al analizarlo determinó que igualaba a la justicia, primero porque Abraham recibió y obedeció, todo lo que Dios le ordenó sin cuestionar nada. El silencio era la forma como Abraham manifestaba la palabra de Dios (creyó) ello resultó en un reconocimiento formal (y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA) a tal estado llegó la relación del patriarca con Dios, que Dios le llamó su amigo, Santiago 2:23.

En los días de los apóstoles estaban Pablo y Silas presos y ellos oraban y cantaban a Dios, y vino en la noche un terremoto que las puertas de la cárcel se abrieron y al ver esto el carcelero de Filipo quiso quitarse la vida, porque pensó que los presos habían escapado, pero los apóstoles no lo dejaron y lo animaban, en esos momentos le hablaron del evangelio y el les preguntó "señores ¿ qué es menester que yo haga para ser salvo? Y ellos le dijeron: cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa" Hechos cap.16: 30-31.

Que importante es creer en el Señor Jesucristo para poder tener acceso a la salvación, creer que su sacrificio es parte de nuestra vida, en el libro de Juan cap. 3:16 dice:

" porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado su hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna."

Si nosotros creemos en el plan de salvación todo se nos hace más fácil, este plan está compuesto por respetar el día Sábado, estatutos que son las fiestas anuales de Dios. Pascua, Pentecostés, Trompetas, día de Expiación, Tabernáculos, creer y respetar los 10 mandamientos (exodo 20:1 – 17), en las leyes alimenticias (levíticos 11: 1 - 47), leyes morales etc., etc. Creemos que Jesús murió por todas estas cosas para hacer posible que nosotros hoy tengamos posibilidad de hacer lo mismo que el pueblo de Israel a quien se le confió la palabra de vida.

Cuantas veces Ud. se a preguntado ¿qué debo hacer para ser salvo? Desde ya es importante tener fe, creer, pero también la palabra nos muestra en que creer.

Jesús nos dice: el que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado.

El tercer paso: ARREPENTIMIENTO

Entonces oid esto, fueron compungidos de corazón y dijeron a Pedro y a los otros Apóstoles: varones hermanos ¿ qué haremos? Y Pedro les dice " arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo, Hechos 2: 37 - 38.

Una fe activa nos impulsará a hacer algo por nuestra condición extraviada, siguiendo las normas indicadas para nosotros en las Sagradas Escrituras.

Las normas de urbanidad nos enseñan que si hemos ofendido a alguna persona, debemos presentar nuestras excusas ante ella.

Las escrituras nos declaran que nosotros estamos ofendiendo a Dios mientras continuamos desobedeciendo su voluntad. Meditemos: ¿ debemos menos reverencia a Dios que la que damos a los hombres? Si esto es así debemos dar el paso del arrepentimiento manifestando a Dios que nos sentimos apenados de haberle ofendido al haber pecado, pidiendo perdón e implorando su ayuda para vivir una vida de Santidad.

¿ Qué es el pecado? Es la transgresión de la ley de Dios (1° de Juan 3:4) y la desobediencia a su divina voluntad.

Inseparablemente unida al paso del arrepentimiento va la conversión, a si " arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados, pues que vendrán los tiempos de refrigerio de la presencia del Señor" ( Hechos cap. 3:19).

Implorar simplemente el perdón y continuar viviendo una vida de pecado, no va de acuerdo con la voluntad de Dios.

En el libro de Ezequiel cap. 18:30 – 31 en contramos lo siguiente: " convertíos y volveos de todas vuestras iniquidades; y no os será la iniquidad causa de ruina, echad de vosotros todas vuestras iniquidades con que habéis prevaricado, y haceos corazón nuevo y espíritu nuevo ¿ y porqué moriréis casa de Israel?"

Cuarto paso: CONVERTIMIENTO

Después de la fe, creer, y el arrepentimiento, está el convertimiento, en la cita de Hechos 2:37 – 38 el apóstol Pedro dice: arrepentíos y convertíos. Cuando la persona se siente pecador se da cuenta también que tiene que reconciliarse, con su hacedor, ponerse a cuenta en todo lo que respecta a su vida y este paso se da del momento en que la escritura nos manifiesta quienes somos, ahí es cuando damos ese paso importante aceptando todo lo que Dios nos ofrece a través de su plan de Salvación, convertimiento es el convencimiento pleno de lo que Dios nos ofrece, de la vida que debemos llevar una vez que hemos aceptado a nuestro señor Jesucristo , que estamos dispuestos a cumplir los mandamientos de Dios y someternos a su voluntad, el profeta Ezequiel cap. 14:6 dice: " por tanto di a la casa de Israel: así dice Jehová el Señor : convertíos,y volveos de vuestros ídolos, y apartad vuestro rostro de todas vuestras abominaciones".

¿Que nos manifiesta Dios aquí?, nos dice que sin él estamos enfermos y él es el único que nos puede sanar, veamos lo que dice el apóstol Juan cap. 12:40 "que Israel se apartó de Dios: cegó los ojos de ellos y endureció su corazón; para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón; para que no vean con los ojos y entiendan con el corazón y se conviertan y yo los sane".

¿Qué espera Dios del ser humano? Que nos sometamos a su voluntad en forma integral, no objetando nada de lo que él nos entrega, para que recibamos sus grandes promesas, veamos el libro de Hechos 26:18 dice: " para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre santificados" Jesús dijo esto al apóstol Pablo, cuando lo llamó para su ministerio.

Quinto Paso: BAUTISMO

El tornarse del pecado hacia Dios, significa la muerte para el pecado. Así como llevamos al sepulcro a quienes han muerto, del mismo modo, cuando morimos para el pecado somos sepultados en las aguas del bautismo.

Y el apóstol Pedro dice les dice: " arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibireis el don del Espíritu Santo," Hechos cap. 2:38.

Al mismo tiempo Pablo manifiesta en Romanos cap.6:4 "porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo. Para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andamos en novedad de vida".

Jesús nos dio un ejemplo al ser bautizado, y uno de sus últimos mandamientos dado a sus seguidores, fue el de enseñar a todas las gentes y luego bautizarlos. Cuando Felipe le predicó al Etíope acerca del evangelio de Jesucristo y la salvación, éste preguntó " que le impedía ser bautizado", a lo que el apóstol Felipe respondió: "si crees de todo corazón bien puedes", y respondiendo dijo: " creo que Jesucristo es el hijo de Dios".

Después de su declaración de fe . . . " y mandó parar el carro y descendieron ambos al agua," Felipe y el eunuco; y le bautizó. Hechos8:37-38

Los pasos que hay que dar para obtener la salvación no son difíciles, y el Señor puede ser hallado si le buscamos con todo nuestro corazón, depende ahora de nosotros, si pensamos en estos 5 pasos hacia la salvación, vemos que todo es posible, porque la palabra de Dios nos entrega la orientación cómo podemos recibir el Espíritu Santo, que dicho sea de paso es el único medio como se obtiene, no hay otro, Jesús así lo dice: "el que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado".

Jesús nos muestra otra virtud del creer, o sea esto equivale a recibirle a él en el corazón, y el bautismo es el testimonio externo de esa fe y convicción, en otras palabras el hombre o mujer al morir al pecado por medio del bautismo recibe el perdón de todos los pecados, absolutamente de todos ellos, también recibe el Espíritu Santo que nos conduce a toda verdad y justicia, nuestro nombre inscrito en el libro de la vida, veamos lo que dice el libro de Apocalipsis cap.22:14 "Bienaventurado los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas de la ciudad".

Por ultimo dejamos como meditación lo que nos dice el libro de Hechos cap. 2:39 "porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y paara todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare"

¿Quiere Ud. ser parte de ésta gran familia de Dios y recibir su promesa? En sus manos está la decisión, de Ud. depende.

Que el Señor le bendiga grandemente.

Amén




--------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada